Croquetas de Cocido

Fotografía y receta: Blog La Cocina de los Elfos

Ingredientes

(entre 40 y 50 croquetas dependiendo del tamaño):

  •  350g de sobras de carne de cocido
  •  60 gr de aceite de oliva virgen extra
  • 60 gr de mantequilla
  • 140 gr de harina
  • 1l y 1/2 de leche entera
  • ½ cebolla
  • Sal, pimienta negra y nuez moscada

(para el montaje)

  • 2 huevos
  • 1 paquete de pan rallado
  • Aceite de oliva (para freír)
Preparación:
  • Lo primero es picar la carne del cocido. Yo lo hice con la picadora y se quedó muy, muy picada. Recomiendo hacerlo a cuchillo para dejar trozos más grandes que le aportarán textura a la croqueta.
  • Después picar muy, muy fina una cebolla. Pocharla a fuego lento, con la mezcla de aceite y mantequilla, hasta que transparente. Mientras tanto, calentar la leche hasta que esté a punto de hervir. Apartarla del fuego y reservar.
  • Añadir la harina al sofrito de cebolla y cocinarlo todo junto un par de minutos sin dejar de remover. La harina tiene que cocinarse, cuando la mezcla empiece a tomar color dorado ya estará. Este paso es muy importante para que las croquetas luego no sepan a crudo.
  • Cuando la harina ya esté bien cocinada, apartar la cazuela del fuego y añadir toda la leche de golpe y remover bien deshaciendo todos los grumos. Llevar al fuego otra vez removiendo sin parar hasta que hierva y espese. Cocinar así un par de minutos y retirar del fuego.
    Añadir la carne del cocido picada, remover bien y salpimentar al gusto. En este momento se puede añadir una pizca de nuez moscada.
  • Tapar muy bien con film transparente en contacto con la superficie de la mezcla (para que no forme costra) y llevar a la nevera hasta el día siguiente. La pasta ha de estar muy fría para poder trabajarla correctamente. Al día siguiente sacar la pasta de la nevera y empezar a formar las croquetas. Lo mejor es con las manos húmedas y directas al huevo, aunque también funciona pasarlas primero por harina. Embadurnarlas bien y de ahí al pan rallado.
  • Si se van a congelar ir acomodándolas todas en una bandeja y congelarlas. Cuando ya estén se pueden pasar a una bolsa para que no ocupen tanto sitio.
  • Freír en abundante aceite, no excesivamente caliente para que no exploten, y servir acompañadas de una ensalada fresca o como picoteo con una cerveza bien fresquita.

Anuncios

Etiquetado:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: